Ráfting

La actividad de Rafting consiste en descender con una balsa neumática por las aguas bravas de un río. Dicha balsa está dirigida y controlada por un guía especializado y propulsada por un equipo de varios participantes mediante la acción de unos remos.

El trayecto combinará momentos de aguas tranquilas dónde los participantes podrán relajarse, bañarse, jugar con el agua… y momentos de estrechamiento del río formando aguas bravas dónde se tendrán que coordinar para esquivar los diferentes obstáculos que puedan aparecer.

El nº de tripulantes máximo por cada balsa oscila entre 6 y 8 participantes (en función del tamaño de la balsa).