Es muy simple: No escribir, reproducir, distribuir o comunicar al público creaciones intelectuales sin el consentimiento del autor o autores en cuestión, es lo que se entiende como protección de los derechos de autor.

Ahora bien, Internet no es el mejor lugar para acatar esto. En la red, muchas son las personas que vulneran derechos morales y patrimoniales del autor. A veces, algunos usuarios hacen parodias o incluso, sacan beneficio económico. Sin embargo, la acción más repetida por la mayoría de usuarios es el copiar/pegar. Si alguna vez has copiado, gráficos, animaciones, videos, textos, etc. sin ningún permiso o consentimiento, has robado. Así que todo esto puede volverse en tu contra en depende qué circunstancias.

Con el tiempo se ha dado cuenta que tener el derecho de la copia absoluta no ayuda a promocionarla o distribuirla. Por eso, con el fin de reducir barreras legales, sistemas de licencias como Creative Commons buscan aprovechar los derechos de autor tan rígidos que había antes, como la propiedad intelectual y el copyright, para que ahora se consiga un beneficio público y la creatividad tenga más cabida.

En el vídeo, se dan a conocer aspectos sobre la protección de los derechos de autor  y normas sobre los sistemas de licencias, que son relativamente nuevos, para que usuarios y consumidores las tengan presentes para el resto de sus días.

Producido por AVision.

Leave a Reply